Carrito de compra

El blog de Mariano

#PiensaRosa

Octubre es el mes en que cada año organizaciones de salud mundial y local se unen en un importante objetivo: Promover la consciencia sobre la importancia de la detección temprana del cáncer de mama.

Frecuentemente pero aún más en este mes circula en los medios de comunicación, en revistas de mujeres, clínicas y hospitales, una enorme cantidad de información sobre las causas y riesgos de desarrollar cáncer de mama, tanto genéticamente como por tu estilo de vida. Desafortunadamente, al mismo tiempo y por diversas fuentes circulan mitos y leyendas respecto a las causas y formas de curarlo.

Es de vital importancia que atiendas en primera instancia las sugerencias médicas respecto al autoexamen mamario, la detección y consulta inmediata de pequeños bultos, endurecimientos o cualquier tipo de cambio por más pequeño que te parezca. Hasta hoy se ha demostrado que un tumor detectado en temprana etapa tiene altas posibilidades de ser curado.

Haz caso a tu cuerpo y no ignores las señales que éste te envía, aún si la opinión del ginecólogo u oncólogo que te atiende es contraria a lo que tú percibes. No te detengas a buscar una segunda o tercera opinión, aún si el médico al que has consultado ha sido de toda tu confianza en años anteriores, o te lo han recomendado ampliamente; siempre existe la posibilidad de un diagnóstico equivocado que puede evitar la detección temprana de un tumor.

Tengo el privilegio de poder compartir estos días, a través de mi programa de radio, diferentes contenidos ricos y actualizados, entrevistas, testimonios y especialistas que pueden darte mucha luz y esperanza sobre el tema; sintonízame todos los días desde las 6 de la mañana y hasta la una, por Joya 937 o joya 937.mx.

Tu salud es lo más maravilloso que jamás poseerás, ¡cuídala!

 

Mariano Osorio

#PiensaPositivo

#PiensaRosa

Octubre es el mes en que cada año organizaciones de salud mundial y local se unen en un importante objetivo: Promover la consciencia sobre la importancia de la detección temprana del cáncer de mama.

Frecuentemente pero aún más en este mes circula en los medios de comunicación, en revistas de mujeres, clínicas y hospitales, una enorme cantidad de información sobre las causas y riesgos de desarrollar cáncer de mama, tanto genéticamente como por tu estilo de vida. Desafortunadamente, al mismo tiempo y por diversas fuentes circulan mitos y leyendas respecto a las causas y formas de curarlo.

Es de vital importancia que atiendas en primera instancia las sugerencias médicas respecto al autoexamen mamario, la detección y consulta inmediata de pequeños bultos, endurecimientos o cualquier tipo de cambio por más pequeño que te parezca. Hasta hoy se ha demostrado que un tumor detectado en temprana etapa tiene altas posibilidades de ser curado.

Haz caso a tu cuerpo y no ignores las señales que éste te envía, aún si la opinión del ginecólogo u oncólogo que te atiende es contraria a lo que tú percibes. No te detengas a buscar una segunda o tercera opinión, aún si el médico al que has consultado ha sido de toda tu confianza en años anteriores, o te lo han recomendado ampliamente; siempre existe la posibilidad de un diagnóstico equivocado que puede evitar la detección temprana de un tumor.

Tengo el privilegio de poder compartir estos días, a través de mi programa de radio, diferentes contenidos ricos y actualizados, entrevistas, testimonios y especialistas que pueden darte mucha luz y esperanza sobre el tema; sintonízame todos los días desde las 6 de la mañana y hasta la una, por Joya 937 o joya 937.mx.

Tu salud es lo más maravilloso que jamás poseerás, ¡cuídala!

 

Mariano Osorio

#PiensaPositivo

#PiensaRosa

Leer más...

¿Cómo estás de defensas?

Con seguridad has escuchado a alguien decir: “Creo que mis defensas están bajas y por eso me contagié de gripa”.

Si le piensas un poquito, recordarás que muy probablemente tu última gripa ocurrió cerca o en plena etapa de exceso de trabajo, tal vez cuando te sentías bastante estresado, o bien después de presentar un examen o quizás en un periodo en que sufrías de tristeza o depresión.

El alimentarse con comida chatarra y llevar una vida sedentaria, contribuyen enormemente a debilitar el sistema inmunológico, con la consecuente incapacidad para combatir virus, bacterias, hongos y parásitos; los cuales producen desde una gripa hasta un cáncer.

El sistema inmunológico es como un ejército de células que actúan en defensa de nuestro cuerpo y que trabajan muy duro para evitar la intromisión de estos virus y bacterias indeseables.

El azúcar –la refinada, sobre todo-  es uno de esos alimentos que en su empaque debiera traer una leyenda con  una advertencia como la que traen los cigarros respecto de la nocividad de la nicotina.

El azúcar inhibe las células que están en nuestro cuerpo para defendernos.

Las frutas, los vegetales, los granos (fríjol, maíz, lentejas, etcétera) y las semillas (girasol y calabaza, por ejemplo) optimizan su desempeño.

Recuerda que nuestro cuerpo tiene una increíble capacidad de recuperación. Solo necesitamos ayudarlo. Te sugiero implementar las siguientes acciones en tu vida diaria:

  1. Sube y baja escaleras y evita el uso del elevador.
  2. Bájate del transporte público tres cuadras antes de tu destino para caminar este trayecto.
  3. Juega con tus hijos en el parque y no solo los veas jugar.
  4. Evita consumir alimentos excesivamente grasosos en lo cotidiano.
  5. Toma agua natural o ligeramente endulzada y no refrescos.
  6. Aprende a identificar cuando te encuentras satisfecho y deja de comer.
  7. Date un tiempo específico para alimentarte y come sentado.
  8. Controla tus hábitos. Impide que la comida, el alcohol, las golosinas  o el tabaco te controlen a ti.
  9. Acostumbra una cena ligera y come tranquilo.

  #PiensaPositivo

Leer más...

¿Sabes cómo está la salud de tus papás?

Si en los últimos meses has sentido que tu papá o mamá están más callados o tristes, agresivos e intolerantes o simplemente demandantes con tu presencia, te sugiero responderte las siguientes preguntas con el fin de discernir si la causa tiene que ver con la salud:

-¿Cuándo fue la primera vez que se hicieron un examen médico general?

-¿Siente que se cansa o duerme mucho?

-¿Su memoria está empeorando?

-¿Ha cambiado recientemente de medicamentos?

-¿Está tomando en orden sus medicinas?

-¿Está comiendo bien?

Tal vez la respuesta a una o más de estas preguntas te dé la clave de lo que está pasando y si no, te sugiero tomar la decisión de llevarlo al médico para obtener un diagnóstico más acertado.

Mientras tanto intenta motivarlos a ser proactivos en el cuidado de su alimentación, evitando comer cosas que puedan alterar más su desarrollo físico.

 

#PiensaPositivo

 

Leer más...

Establece un sencillo plan alimenticio

¿Alguna vez te has detenido a pensar lo bien que te sientes después de haber escombrado tu closet, limpiado tu refrigerador después de algunas semanas o botiquín del baño con tanta medicina expirada?

No es sino hasta que hacemos una limpieza a fondo que nos damos cuenta del enorme espacio que esta “basura” estaba ocupando, no sólo a nivel físico, sino mental y hasta emocional.

Te sugiero que establezcas un sencillo plan en el que por un número de días no consumas los alimentos que sabes no necesitas y que te hacen daño, alimentos chatarra como: harinas, azúcares refinadas, etcétera; no se trata de una dieta, si no de un plan de desintoxicación.

No debes dejar de comer, no te permitas sentir hambre, para ello deberás prever el contar con comida como: verdura, fruta y mucha agua; cuando te sientes a desayunar, a comer o cenar elige las opciones más sanas, come hasta sentirte satisfecho no hasta llenarte y si te es posible haz un esfuerzo por comer a la misma hora durante este periodo.

Después de unos días seguramente tu digestión va a mejorar, tal vez hasta pierdas unos kilos que te sobran, dormirás mejor, tu rostro producirá menos grasa y sentirás más energía.

 

 #PiensaPositivo

 

 

Leer más...

Existen tres tipos de diabetes

Según el Instituto Mexicano de Seguro Social ocho millones de mexicanos padecen diabetes y ésta es la tercera causa de muerte en nuestro país.

Existen tres tipos de diabetes: Diabetes tipo I es cuando el organismo produce poca o nada de insulina, diabetes tipo II cuando tu cuerpo no usa efectivamente la insulina que produce y diabetes gestativa o gestacional, la cual ocurre durante el embarazo y en la mayoría de casos desaparece al término de éste.

La diabetes tipo II es la más común y un dato a resaltar es que este tipo era considerada una enfermedad de adultos y en la actualidad, niños incluso menores de cuatro años la padecen.

Por lo ello te recomiendo que hagamos caso a la campaña de salud pública y nos midamos la cintura para saber qué tan sanos estamos. Expertos recomiendan no fumar y reducir al máximo el consumo de bebidas alcohólicas.

Aumenta el consumo de vegetales y granos ricos en fibra, reduce las grasas, la azúcar refinada y harinas blancas, bebe el agua necesaria y haz ejercicio.

 Y lo más importante consulta a tu médico para adquirir información especializada y un diagnóstico que te ayude a prevenir y si ya la tienes, controlar su avance.

 #PiensaPositivo

Leer más...

¿Intentaste estirar tu cuerpo un poquito?

Ojalá que sí, porque el hacerlo no sólo ayuda al buen funcionamiento de tu organismo, sino también al de tu mente.

Regálate unos minutos para ti, párate frente a un espejo, esto te ayudará a revisar la exactitud de tus movimientos.

Empecemos por la cabeza:

-Desliza tus dedos abiertos desde tus sienes hacia el centro de tu cráneo, toma un puño de cabello con cada mano y jálalo suave, pero de manera firme hacia fuera y mientras tensas el cabello, al jalarlo realiza dos respiraciones y exhalaciones profundas, desliza tus manos alrededor de tú cráneo y repite este ejercicio a manera de cubrir toda esta área.

 - Alza tus cejas, ambas al mismo tiempo, mantén la cabeza erguida y tu mirada al frente, siente como al mismo tiempo que levantas las cejas tus orejas se estiran hacia atrás.

 -Mantén tus cejas levantadas, abre tu boca ligeramente y levanta tu labio superior como si quisieras mostrar a alguien tus dientes de arriba.

 -Enfoca tus ojos hacia abajo a la izquierda, ahora sigue una línea imaginaria subiéndolos hacia la derecha. Repítelo cinco veces y luego hazlo de derecha a izquierda.

 -Coloca el dedo índice de tu mano derecha a tu cara a la altura de la nariz y a unos 30 centímetros de distancia, míralo fijamente mientras respiras y exhalas profundamente, después cambia tu foco y mira hacia más allá de tu dedo a la distancia.

 

 #PiensaPositivo

Leer más...

Empieza a caminar...

Es muy importante entender nuestro cuerpo. Para ello, puedes empezar por realizar pequeños pero significativos cambios en tus actividades diarias. Por ejemplo, evitar pasar largas horas frente a la computadora o durmiendo; intentar, poco a poco, beber más agua; mover tu cuerpo y evitar el consumo de comida chatarra. ¿Te parece un gran reto? Sí, definitivamente lo es, pero te será muy fácil lograrlo una vez que te hayas decidido.

Tal vez puedes empezar incluyendo un vegetal crudo en una comida del día, aderezado quizá con unas gotitas de limón y chile piquín. Un pequeño detalle así le traerá grandes beneficios a tu cuerpo.

Si eres constante esto se volverá un hábito. Cuando modifiques cualquier costumbre nociva en función de tu bienestar, hazlo de manera consciente y piensa que esto es parte de tu nueva vida y no solo un cambio momentáneo. ¡Ah!, es muy importante que evites sentir o pensar que se trata de algo horrible o imposible, y que lo harás únicamente por tu salud.

¡De verdad! Si pones pensamientos positivos en tu mente respecto de esa verdura o de un nuevo plan de ejercicio, esto traerá un mejor resultado a tu esfuerzo, pues la primera razón para claudicar podría ser que al momento de comer algo diferente y sano digas:   “¡Guácala!, sabe horrible pero me lo tengo que comer para sentirme bien” o que cuando te decidas a iniciar una rutina de ejercicio pienses: “Me choca hacer ejercicio, me voy a cansar más de lo que estoy, pero tengo que bajar de peso”.

Estos prejuicios generados en tu mente serán los que reciba tu cuerpo y, en consecuencia, éste no responderá de una manera positiva sino todo lo contrario, se resistirá a cualquier acción de cambio que te propongas.

Y algo importante es que no necesitas gastar cuantiosas cuotas en gimnasios o comprar aparatos excéntricos,  lo más importante es descubrir la actividad física que disfrutes de verdad y atreverte a usar un poco de tu tiempo libre.

Caminar, hacer bicicleta, nadar, realizar una rutina siguiendo un video en casa, brincar la cuerda, jugar básquetbol o fútbol,… Existen infinidad de opciones.

Empieza hoy, realiza una actividad durante 20 minutos –tal vez ir a caminar, terminando de leer esto. Te aseguro que recargarás tu energía, te sentirás más productivo y, sobre todo ¡vivo!

#PiensaPositivo
Leer más...

¿Qué tan cansada estás?

Estarás de acuerdo conmigo en que todos experimentamos de una u otra forma la maravillosa capacidad que nuestro cuerpo posee para mantener su funcionamiento interno aun cuando el exterior esté en continuo cambio.

El cuerpo aguanta periodos de cansancio, tristeza, resentimiento, fatiga por estrés, excesos y restricciones. De hecho, no sería posible la vida sin conocer el dolor de la pérdida, el estrés que produce la realización de un proyecto importante o el disfrute de comer y beber en abundancia cuando celebramos algo.

Sin duda, estas altas y bajas forman parte de la vida, pero es importante reconocer que ocurre un desequilibrio cuando los excesos se convierten en una forma o estilo de vida.

¿Qué es lo más importante en relación con nuestro cuerpo?

En la mayoría de los casos y sobre todo a partir de la adolescencia, cada quien decide el destino de su salud. Tú eliges si nutres tu cuerpo al consumir alimentos sanos, hacer ejercicio de manera regular y vivir en armonía, o bien, agredirlo con comida chatarra, una vida sedentaria y rutinas que acaben por convertirse en un estilo de vida.

Solo tú puedes decidir el empezar a cuidar de tu salud y no esperar a hasta enfermar para que sean los médicos quienes te recomienden un cambio de hábitos.

Recuerda, todo lo que intoxica nuestro cuerpo, envenena nuestras emociones. Los especialistas en temas de salud afirman que una mala digestión produce millones de hormonas depresivas, lo que causa tensión por la noche y, como consecuencia, insomnio, cansancio matutino, así como falta de ánimo para ir a trabajar, a la escuela o simplemente para de levantarte.

Así que no esperes más y empieza hoy mismo a cambiar tu estilo de vida.

#PiensaPositivo

Leer más...

La sexualidad y la adolescencia

La sexualidad y la adolescencia pueden ser una linda combinación o bien una de las más difíciles en la vida.

Un adolescente informado sobre los cambios que su cuerpo tendrá de acuerdo a su edad y a su estilo de vida, podrá desarrollar una actitud más responsable, con menos prejuicios que pudieran perturbar su crecimiento físico, mental y emocional.

Cuando hablo de los cambios en su cuerpo me refiero a los físicos y emocionales y cuando menciono el estilo de vida quiero decir que el desarrollo de un joven que practique el deporte y se alimente sanamente será diferente al de aquel que lleve una vida sedentaria con alimentos chatarra.

Un buen apoyo para tu hijo es el promover en él el consumo de alimentos sanos y realizar actividades deportivas.

Frutas, verduras, beber agua, cereales, carnes desgrasadas, granos, yogurt, todo lo que tú sabes ahora. Motívalo a formar parte de los equipos deportivos en su escuela, que baile, que corra y que duerma lo suficiente.

Pídele que intente reemplazar la comida chatarra por opciones más sanas que tú podrás sugerirle. Tal vez esto le ayude a considerar este cambio como un nuevo hábito.

Trata de que descubra por él mismo que si come sano podrá hacer ejercicio, si hace ejercicio dormirá bien y si duerme bien se sentirá mejor.

#PiensaPositivo

Leer más...

Anorexia y Bulimia

Las conoces? Seguramente sí, tal vez incluso te encuentres preocupada al pensar que tu hija pueda estar en riesgo de adquirir uno de estos desórdenes alimenticios.

La bulimia, según expertos es un desorden alimenticio que se manifiesta en el hecho de ingerir grandes cantidades de comida para luego provocarse el vómito, así como el uso excesivo de laxantes o diuréticos, o bien hacer ejercicio de manera excesiva.

Por otro lado, la anorexia es también un desorden alimenticio, pero a diferencia de la bulimia una persona anoréxica limita el consumo de alimentos, aún cuando sus medidas y su peso estén por debajo de los límites saludables.

Ambos pueden presentarse en mujeres y hombres, a diferentes edades, pero lo que hay que resaltar es que el factor de riesgo en las mujeres adolescentes se considera alto.

Los adolescentes frecuentemente se preocupen por su cuerpo y si a esto le sumamos el bombardeo publicitario de la “supuesta” figura perfecta es entonces que se vuelve prioritaria la idea de considerar estos hábitos nocivos como un riesgo para tu hija.

Te sugiero que procures compartir las horas de comida con ella, trata de incluir en tus platillos verduras, agua, pollo, carne desgrasada y trata de reducir el consumo de tortillas y harinas blancas y de limitar el uso de la sal y azúcar refinada.

El hecho de que tu hija sienta tu apoyo la hará sentir menos estresada y sin necesidad de buscar ayuda en alternativas nocivas para la salud y el beneficio para ti será doble.

 

#PiensaPositivo

Leer más...

Cuida tu alimentación

Si acaso te has preguntado si Mariano en tu vida busca el balance perfecto en tu vida o el estado perfecto de tu salud, quiero decirte que no, de ninguna manera la perfección es el reto.

Nuestro reto, tuyo y mío, si así lo deseas es ayudarte a descubrir y mantener la capacidad curativa que llevas dentro.

Mi deseo es motivarte a que intentes hacer ejercicio, tomar más agua, que reduzcas el estrés en tu vida y que despiertes en ti el deseo y la inspiración de enriquecer tu vida personal.

Yo me sumo a la voz de aquellos expertos que afirman que un cambio positivo en nuestra alimentación y modo de vida son la forma más efectiva de recuperar tu salud y fortaleza.

Cada uno de nosotros tenemos nuestras propias necesidades y propio estilo de hacer las cosas, todo lo que aquí te he venido sugiriendo debe ser susceptible de adaptarse a ello.

Por su puesto no vas a cambiar tu forma de comer en un solo día o a lograr que tu digestión se regularice en una semana o que tu fatiga de años desaparezca en unos días, pero lo que sí creo que conseguirás –de ser constante- es que los beneficios de esos cambios que te atrevas a realizar, permanezcan en tu vida siempre.

No importa que tan grande o pequeño sea el paso que des, lo importante es darlo.

#PiensaPositivo

 

Leer más...

Toma el control de tu salud

Si tienes la intención de mejorar tus hábitos alimenticios y/o empezar una rutina de ejercicio físico, pero te encentras bajo algún tratamiento médico o condición especial de salud, te sugiero que comentes con tu doctor antes de iniciar cualquier cambio.

Un paso importante para el mejoramiento de tu salud tiene que ser el mejorar la relación con los médicos y enfermeras, es decir, el aprender a solicitar su consejo al mismo tiempo que no tener miedo a preguntar lo que no has entendido o lo que consideras puede ser para ti una buena alternativa que te ayude a mejorar tu condición física.

Sé abierto, explícito en la descripción de tus síntomas y malestares pues nadie más que tú sabe lo que sientes.

Si te encuentras con uno de estos médicos que no deja hablar al paciente o que no le da importancia a lo que dices, intenta primero convencerlo de que lo que quieres es cooperar con él para el bien de tu salud, pero si no te escucha cambia de doctor.

No temas hacer entender a tu doctor que estás ahí porque sabes que él es el experto, pero que también sabes lo importante que es que él te escuche, para así asegurarse – por ambas partes- que el tratamiento sugerido es lo que necesitas.

Participa, sé activo, involúcrate en todo lo que a tu salud se refiere, sin duda te dará buenos resultados.

 

#PiensaPositivo

Leer más...

Involúcrate en todo lo que a tu salud se refiere

Si tienes la intención de mejorar tus hábitos alimenticios y/o empezar una rutina de ejercicio físico, pero te encentras bajo algún tratamiento médico o condición especial de salud, te sugiero que comentes con tu doctor antes de iniciar cualquier cambio.

Un paso importante para el mejoramiento de tu salud tiene que ser el mejorar la relación con los médicos y enfermeras, es decir, el aprender a solicitar su consejo al mismo tiempo que no tener miedo a preguntar lo que no has entendido o lo que consideras puede ser para ti una buena alternativa que te ayude a mejorar tu condición física.

Sé abierto, explícito en la descripción de tus síntomas y malestares pues nadie más que tú sabe lo que sientes.

Si te encuentras con uno de estos médicos que no deja hablar al paciente o que no le da importancia a lo que dices, intenta primero convencerlo de que lo que quieres es cooperar con él para el bien de tu salud, pero si no te escucha cambia de doctor.

No temas hacer entender a tu doctor que estás ahí porque sabes que él es el experto, pero que también sabes lo importante que es que él te escuche, para así asegurarse – por ambas partes- que el tratamiento sugerido es lo que necesitas.

Participa, sé activo, involúcrate en todo lo que a tu salud se refiere, sin duda te dará buenos resultados.

#PiensaPositivo

Leer más...

Gasta bien, siéntete mejor

Una alimentación nutritiva es la base de la salud. Sin duda, aquellos que lo tengan claro llevan ganado gran trecho del camino hacia su bienestar integral, ya que los expertos aseguran que llevar una sana alimentación y realizar ejercicio de manera constante, son potentes estrategias de medicina preventiva.

Quienes comen cada día en medio de llamadas telefónicas ordenando comida de diferentes lugares, en escritorios llenos de asuntos pendientes o en un auto que va de un lugar a otro, y cuyos alimentos son un par de donas y un café para el desayuno, una torta, tacos  y un refresco para la comida, y para la cena los guisados de la semana… no necesariamente están gastando menos.

¡Ojo! Existe el prejuicio de que estos hábitos se deben a nuestro escaso presupuesto o al poco tiempo disponible para comer debido a las presiones del trabajo. Esto no es precisamente la verdad, más bien se trata, hoy en día, de la poca importancia que le damos a nuestra alimentación porque hemos perdido de vista la estrecha relación que existe entre comer y sentir.

La mayoría de las personas se quejan de malestares físicos como: inflamación de intestinos, mala digestión, dolores de cabeza, insomnio, etcétera, que siempre atribuyen al estrés o a la falta de reposo. Sin embargo, nuestros deficientes hábitos alimenticios son la primera y más importante causa de esos malestares, así como del cansancio, la falta de energía y, en muchos casos, de la depresión.

Investigaciones recientes aseguran que, en muchos casos, el mal humor, la falta de ánimo e, incluso, la intolerancia respecto de algunas circunstancias cotidianas de la vida, son resultado de una alimentación deficiente.

Empieza hoy mismo a dedicar más tiempo a preparar o a elegir lo que vas a comer. Haz un esfuerzo por llevar la comida de tu casa si comes fuera o dirigirte a esos lugares en donde puedas consumir verduras y frutas frescas de la estación. Tal vez puedes prepararte en casa  algunos de estos vegetales crudos aderezados con un poco de limón y sal y llevártelos al trabajo  para evitar correr a las maquinitas cuando el hambre te ataca.

 

Elige tanto como puedas una alimentación más fresca, natural y balanceada evitando en lo posible los alimentos procesados y la comida chatarra. Hazlo por unas semanas y checa tu presupuesto para ver la diferencia que esto hace. Estoy seguro que verás grades cambios.

 

 

 #PiensaPositivo

Leer más...