Carrito de compra

Enfócate en tu salud en lugar de en tus problemas

Ya imagino tu cara después de leer el título de este blog, pero antes de que pienses que este reto no es para ti, déjame decirte que lo es, pues es más sencillo de lo que te imaginas. ¿Cómo? Simplemente cuidándote a ti misma.

Para nada quiere decir que te olvides de tus hijos, de tu marido o de tu trabajo, solo se trata de que no te abandones o te pongas en el último lugar de tus prioridades.

Si tomas cuidado de ti, tienes más posibilidades de poder  seguir cuidando de todos aquellos a quienes amas y con quienes sientes el deber de atender. Créeme, tu salud física, mental y emocional están totalmente conectadas, una a otra se necesitan y cuando una falla las otras también.

Así que si te animas aquí te comparto 4 cosas que puedes hacer para lograrlo:

  1. Vive tu día de forma saludable. Come sano, haz ejercicio, duerme suficiente y evita beber con exceso.
  2. Haz algo que te guste todos los días. Baila, canta, teje, lee o escucha música.
  3. Convive con tus verdaderos amigos frecuentemente. No pierdas tiempo mirando la vida de extraños en las redes sociales.
  4. Relájate. Haz uno o más ejercicios de relajación al día, respiraciones profundas, yoga, meditación o caminata.

La importancia de incorporar el cuidado de tu salud física, mental y emocional en tu vida, tendrá un impacto significativo en tu fortaleza la cual se reflejará en tu habilidad para recuperarte de una enfermedad o enfrentar la adversidad.

Atrévete a cuidarte, a ponerte en tu lista de prioridades y a quererte a ti misma. Todos aquellos que te aman y te necesitan lo van a aplaudir, ¡te lo aseguro!

Mariano Osorio

#Piensa Positivo

Leer más...

Cómo motivar a los niños a esforzarse más para lograr sus retos

Hace unos días me encontré con un amigo en la graduación de uno de mis hijos y me comentaba con preocupación, pero más con tristeza, que uno de sus hijos había pasado el año de puro panzazo. Me comentaba, con pesar, que su esposa y él quisieran realmente poder motivar a sus hijos a estudiar mejor, a empeñarse por salir bien en los exámenes, tener mejores aspiraciones y no cumplir nada más con pasar el año escolar.

Le comenté que, sin ser un experto en la psicología, yo creo que mucho radica en los mensajes que, de manera directa e indirecta, les transmitimos a nuestros hijos sobre los beneficios que el estudio nos provee.  

Y reflexionando un poco más me atrevo a decir que hay tres cosas importantes que la mayoría de los papás no nos atrevemos a promover en nuestros hijos, y que, si abrimos un poco nuestro panorama nos daremos cuenta de que existen incontables ejemplos de que éstas pueden funcionar. Aquí te las comparto:

  1. Fracaso: Hablarles del fracaso, de la posibilidad de que ellos tengan que fracasar una o más veces antes de lograr lo que desean. Por mencionar un ejemplo, cuántas veces hemos escuchado que grandes científicos, deportistas, actores tuvieron que pasar por varios intentos o fracasos para alcanzar el éxito que buscaban. El punto aquí es no claudicar y esforzarse.
  2. Tolerancia: Ayudarles a practicar la tolerancia a la frustración cuando piensan que estudiaron lo suficiente y el resultado no es el que esperaban. Si aprenden a tolerar la frustración podrán encaminar su energía a tratar de buscar en que fallaron, a reconocer que requieren de un mayor esfuerzo para lograr los resultados que anhelan.
  3. Talento: Ayudarlos a comprender que no toda las personas exitosas que conocen nacieron con talento. Con frecuencia confundimos el esfuerzo con el talento porque no vemos las horas de práctica, del arduo trabajo de días, semanas y hasta años para alcanzar éxito.

Y por supuesto, lo más importante, si realmente queremos motivar a nuestros hijos, necesitamos no solo decírselos sino mostrárselos con nuestras acciones diarias y sobre todo la forma en que nosotros como padres reaccionamos a sus fracasos y frustraciones.

Mariano Osorio

#Piensa Positivo

Leer más...

No nos dejemos atrapar por la tristeza

Cada día que anochece todos deseamos no haber escuchado de un nuevo asesinato, secuestro o asalto, todos deseamos que hoy hubiera sido diferente, pero ese peso de tristeza, pasajero, persistente, agudo o sordo, que amenaza con abrumarnos o se instala en el fondo de nuestros pensamientos toca nuestra vida entera.

Cada vez es más clara la conciencia del dolor y el sufrimiento de otros seres que nos golpea con toda su fuerza. Nos distraemos, la evitamos, la compartimos con los amigos, pero aun así la pena y la tristeza se quedan con nosotros.

Pero podríamos elegir averiguar si estos sentimientos que tratamos de evitar pudieran en cambio profundizar nuestra compasión, tanto hacia nosotros mismos como hacia los demás. Pues por más que nos empeñemos en evadirlos o pensar en los motivos, estos – desafortunadamente-  seguirán sucediendo.

Si nos dejamos atrapar por el miedo, la tristeza o la ansiedad, seremos presas fáciles de la depresión, la falta de interés en nuestro trabajo, la falta de atención y a aprecio a nuestros seres queridos y todo aquello de lo que somos afortunados de tener o vivir.

Esta tristeza nos puede o más bien nos debe recordar lo mucho que valoramos nuestra vida y la de nuestros seres queridos. O qué tan importante es nuestra presencia sana, física y mental para nuestra familia.

Tal vez esta tristeza debe recordarnos lo mucho que necesitamos estar más cerca, y más conectados con nuestra pareja, nuestros hijos y nuestros amigos.

Mariano Osorio

#Piensa Positivo

 

Leer más...

Cómo pasar del pensamiento negativo a un positivo dialogo interno

Detente por un momento, respira profundo y exhala con fuerza. Piensa que tú puedes elegir con toda libertad cómo quieres reaccionar a todo lo que pasa en tu vida. Que tienes la fuerza necesaria y el poder de tu mente para ver las circunstancias  desde la perspectiva que tú elijas.

Piensa: No puedo cambiar lo que pasó, pero sí puedo elegir cómo lo percibo y cómo reacciono a ello.

Para que aceptes pensar de esta forma debes empezar por entender que nuestro diálogo interno, sea positivo o negativo, afecta no solo nuestra percepción del mundo, sino también la calidad de nuestra vida y la de quienes nos rodean. De acuerdo a como percibimos los problemas, las situaciones o los resultados, impacta la forma en que comemos, nos comunicamos y expresamos amor, es decir la forma en que vivimos cada instante que pasa y que no regresa.

Observa con atención en que área de tu vida percibes una actitud negativa, tal vez tu trabajo, tu relación de pareja o con tus hijos. Cuando lo hayas hecho, empieza a ser  más compasiva, más amable y a ver las situaciones en esa área con más objetividad, esto ayudará a encontrar soluciones o alternativas.   

Simplemente tratando de ver las cosas desde otra perspectiva puede ayudarte a  cambiar tu comportamiento y  tu estado de ánimo. Pensar de manera diferente puede realmente suceder en un instante, simplemente necesitamos prestar más  atención a los pensamientos que nos permitimos y a las palabras que usamos, si lo haces podrás replantear tus pensamientos y esforzarte en hablar y actuar con más compasión y amabilidad. 

Mariano Osorio

#Piensa Positivo

Leer más...

Los papás que debemos celebrar todos los días

Mañana domingo es día del padre y es justo recordar el importantísimo e insustituible papel que los papás  desempeñan en el desarrollo de sus hijos y celebrar y  festejar a todos aquellos que lo saben y contribuyen a hacer del mundo un lugar mejor para sus hijos.

 

Festejemos a esos papás que con amor influyen de manera poderosa y duradera en el crecimiento de sus hijos. Jugando con ellos, participando en las tareas de la casa, las idas al doctor, ver a la maestra,  preparar comida, organizar los fines de semana, etc. 

Celebremos a estos papás que no han necesitado conocer estudios o investigaciones para saber el impacto positivo que su cercanía a la vida de sus hijos les traerá.  A esos padres que saben que  cuando ellos participan en la educación de sus hijos, los niños no solo se desempeñan mejor en la escuela, sino que también tienen más probabilidades de graduarse y lograr mayores niveles de éxito profesional y económico.

Felicitemos a esos papás que participan activamente en la vida de sus hijos, y así los alejan de la delincuencia.  

Honremos este día del padre a aquellos papás que con su trato respetuoso y justo promueven en sus hijas la ambición profesional y las ayudan  a crecer con  aprecio a su persona.

¡Estos son los papás que debemos celebrar no solo el día del padre sino todos los días!

 

Mariano Osorio

#Piensa Positivo

Leer más...

La muñeca más vieja

Tengo muchas muñecas le dijo la niña al visitante – ¿te gustaría verlas? -Sí claro, muéstramelas –le respondió. La niña...

En esta casa no hay calendarios y en mi memoria, los recuerdos están hechos una maraña, me acuerdo de aquellos calendarios grandes,...

Ser Mamá


La agresión genera nuevas neuronas en el cerebro y aumenta los comportamientos violentos porque modifica...

Leer más...

Investigadores suecos han comprobado por primera vez que respirar por la nariz ayuda a consolidar...

Leer más...

De acuerdo con investigadores, los altos niveles de contaminación deprimen a las personas, las hacen...

Leer más...

Un estudio determinó que los químicos y gases que se producen al interior de una...

Leer más...

La nueva entrega de Pixar tiene calificación perfecta por parte de la crítica especializada. Aún...

Leer más...

Una nueva investigación europea, dirigida desde la Universidad de Zurich y realizada solo con mujeres jóvenes, ha...

Leer más...