Carrito de compra

El blog de Mariano

Dulce o travesura, Calaverita o Halloween

Cuando nuestros hijos son pequeños felizmente estamos en control de casi todo lo que conllevan estos eventos. Digamos que tenemos en nuestras manos el cuidar de su salud y seguridad.  Podemos elegir el disfraz, las calles o lugares a donde irán a recolectar sus dulces y hasta a qué hora regresarán a casa.

Tenemos también, la amplia libertad y por supuesto la responsabilidad de revisar que los dulces traigan su envoltura original y sellada antes de que los niños se los lleven a la boca; podemos y debemos distribuirlos en diferentes porciones para el resto de la semana y con discreción desechar aquellos que consideramos no saludables o sospechosos. Y, si somos muy afortunado los tendremos en su cama sólo1 o 2 horas más tarde que de costumbre, ¡pero no más! Por supuesto habrá algunas excepciones.

El reto se presenta cuando tus hijos son pre-adolescentes o adolescentes que por primera vez no van a ser acompañados por mamá o papá. Ahora ellos deciden sus disfraces, con quién y a dónde van a ir en la noche de Halloween o a pedir su calaverita.

Sin duda, es saludable que tus hijos disfruten y experimenten su nueva “independencia”, pero esto no quiere decir que no debas establecer reglas y límites respecto a su comportamiento y sobretodo alertarlos de los posibles peligros o situaciones que pueden encontrar en las calles, sea caminando, manejando o en el auto del amigo, e incluso en la misma fiesta a donde han sido invitados. 

En esta edad y en estas ocasiones es importante reforzar tus reglas respecto al alcohol y a las drogas, así como las consecuencias por desobedecerlas.

Muchas veces los papás cometemos el error de pensar que no es necesario repetírselos por no atosigarlos. Sin embargo, cuando las reglas o límites no se revisan con frecuencia en esta etapa, los jóvenes suelen pensar o más bien sentir que ya están en edad de empezar a experimentar, y algunos – equivocadamente-  se creen capaces de resolver cualquier situación.

Pregúntales con qué amigos van a salir, asegúrate de tener sus números telefónicos, la dirección de la fiesta; pídeles que te avisen si deciden - a última hora -  ir a otro lugar o con diferentes amigos.

Háblales del vandalismo que suele suceder en estos eventos, de la cantidad de gente que se atreve a manejar alcoholizada a pesar de las restricciones que existen y no olvides mencionar el incremento en la diversidad de drogas ilegales y su uso en jóvenes de su misma edad y las consecuencias.  

Aunque te cueste trabajo creerlo, los padres seguimos siendo – para bien o para mal – la mayor influencia en la vida de nuestros hijos.

Mariano Osorio

#Piensa positivo

Cuando nuestros hijos son pequeños felizmente estamos en control de casi todo lo que conllevan estos eventos. Digamos que tenemos en nuestras manos el cuidar de su salud y seguridad.  Podemos elegir el disfraz, las calles o lugares a donde irán a recolectar sus dulces y hasta a qué hora regresarán a casa.

Tenemos también, la amplia libertad y por supuesto la responsabilidad de revisar que los dulces traigan su envoltura original y sellada antes de que los niños se los lleven a la boca; podemos y debemos distribuirlos en diferentes porciones para el resto de la semana y con discreción desechar aquellos que consideramos no saludables o sospechosos. Y, si somos muy afortunado los tendremos en su cama sólo1 o 2 horas más tarde que de costumbre, ¡pero no más! Por supuesto habrá algunas excepciones.

El reto se presenta cuando tus hijos son pre-adolescentes o adolescentes que por primera vez no van a ser acompañados por mamá o papá. Ahora ellos deciden sus disfraces, con quién y a dónde van a ir en la noche de Halloween o a pedir su calaverita.

Sin duda, es saludable que tus hijos disfruten y experimenten su nueva “independencia”, pero esto no quiere decir que no debas establecer reglas y límites respecto a su comportamiento y sobretodo alertarlos de los posibles peligros o situaciones que pueden encontrar en las calles, sea caminando, manejando o en el auto del amigo, e incluso en la misma fiesta a donde han sido invitados. 

En esta edad y en estas ocasiones es importante reforzar tus reglas respecto al alcohol y a las drogas, así como las consecuencias por desobedecerlas.

Muchas veces los papás cometemos el error de pensar que no es necesario repetírselos por no atosigarlos. Sin embargo, cuando las reglas o límites no se revisan con frecuencia en esta etapa, los jóvenes suelen pensar o más bien sentir que ya están en edad de empezar a experimentar, y algunos – equivocadamente-  se creen capaces de resolver cualquier situación.

Pregúntales con qué amigos van a salir, asegúrate de tener sus números telefónicos, la dirección de la fiesta; pídeles que te avisen si deciden - a última hora -  ir a otro lugar o con diferentes amigos.

Háblales del vandalismo que suele suceder en estos eventos, de la cantidad de gente que se atreve a manejar alcoholizada a pesar de las restricciones que existen y no olvides mencionar el incremento en la diversidad de drogas ilegales y su uso en jóvenes de su misma edad y las consecuencias.  

Aunque te cueste trabajo creerlo, los padres seguimos siendo – para bien o para mal – la mayor influencia en la vida de nuestros hijos.

Mariano Osorio

#Piensa positivo

Leer más...

El amor empieza en tu propia casa

La atención dedicada a una persona es un comportamiento que da sentido al verdadero amor. Dando atención a los que te rodean es una forma de expresar tu interés por ellos.

Cuando un niño recibe atención está recibiendo las bases de un desarrollo sano en el sentido de su autoestima.

No necesariamente debemos dar atención sólo a aquellos que conocemos, sino también a extraños que pueden ser amigos que aún no hemos conocido.

Cuando una persona es amable contigo te hace sentir bien, te hace sentir valorado. Haz lo mismo por aquellos que sin darte cuenta has ignorado o simplemente das por hecho que ellos saben lo importante que son para ti.

Haz presente el amor a tu familia, desde un saludo cariñoso, preguntando por su día; lo mismo en el trabajo o escuela; mira sus ojos y sus rostros con atención para saber cómo se sienten realmente. No siempre tendrás la solución o respuesta correcta para ayudar a resolver su problema o tal vez ellos no desearán en ese momento hablar de lo que les preocupa, sin embargo, el hecho de mostrar tu interés, darles un abrazo o una les hará sentirse mejor para resolver lo que sea que les preocupe.

#PiensaPositivo

 

Leer más...

Disminuye la ansiedad de tu hijo jugando con él

Si tienes un hijo entre 6 y 12 años de edad es importante que atiendas las señales que su comportamiento o actitud te están enviando su comportamiento, después del sismo del pasado 19 de septiembre.

La mayoría de los niños de esta edad a diferencia de los adolescentes y los bebés, podrían ser los más vulnerables ante estos acontecimientos ya que tienen un nivel de consciencia que les permite darse cuenta de lo pasa a su alrededor, pero aún no tienen la capacidad para distinguir la verdadera magnitud del suceso. A esta edad no pueden ni deben tomar decisiones por ellos mismos y mucho menos saben cómo y cuándo pedir ayuda.

Muy seguramente habrás escuchado o leído diversas recomendaciones en caso de observar angustia, temor o estrés en tu hijo y yo te quiero proponer esta divertida y muy sencilla rutina de ejercicios que puede ayudar a tu hijo a relajarse si la realizas junto con él y en forma de juego.

Para empezar, descalzos colóquense de pie uno frente al otro, y simplemente inhalen por la nariz profundamente y exhalen despacio por la boca, 3 veces.

Ahora vamos a relajar los músculos de la cara, brazos, hombros, estomago, piernas y pies de la siguiente manera:

  1. Arruguen la nariz y la frente como si estuvieran oliendo algo muy apestoso mientras cuentan en su mente hasta 5 y luego relajen su cara. Repitan 3 veces.
  1. Aprieten la quijada fuertemente como si fueran un perrito defendiendo su hueso, cuenten hasta 5 y luego hagan como que dejan caer el hueso al piso y suelten la quijada abriendo la boca. Repitan 3 veces.
  1. Levanten ambos brazos hacia arriba como si quisieran alcanzar el techo, cuenten hasta 5 y luego bájenlos y déjenlos caer junto con los hombros, lo más relajados posibles. Como si estuvieran muy, muy cansados. Repitan 3 veces.
  1. Ahora hagan como si estuvieran exprimiendo fuertemente una naranja solo con su mano derecha, cuando sientan imaginariamente que ya le han sacado todo el jugo, hagan como que la arrojan al piso y sacuden su mano. Repitan 3 veces y después hagan lo mismo con la mano izquierda.
  1. Acuéstense con la espalda sobre una colcha en el piso, aprieten el estómago por un momentito y luego relájenlo. Repitan 3 veces.
  1. De pie, otra vez y uno frente al otro, alternen los siguientes movimientos: hagan como si escavaran con los dedos de sus pies en la arena de una playa, luego traten de separar los dedos, uno del otro, en ambos pies al mismo tiempo, estirándolos hasta sentir el efecto sobre sus piernas. Repitan 3 veces.

 

Después de realizar esta rutina motiva a tu hijo a darse cuenta de lo bien que se siente y a intentarlo incluso él solo o con alguno de sus compañeros de la escuela, amigos o hermanos, cada vez que sienta preocupación o miedo.

 

Mariano Osorio,

¡Seguimos juntos!

#FuerzaMéxico

#PiensaPositivo

 

Leer más...

Siempre se puede mejorar la relación de pareja

¿Alguna vez ha pasado por tu mente la idea de que mientras más te preocupas por lo que tu pareja hace o deja de hacer, él o ella se ocupa menos de eso?

Por ejemplo, si te la pasas diciéndole lo importante que es mostrar a los hijos una buena relación de pareja o le enumeras constantemente las razonas por las que deben permanecer juntos a pesar de todo, lo único que consigues es que él o ella ya no necesite preocuparse por nada, ni hacer ninguna reflexión al respecto, ni imaginar lo que pueda suceder si decidieran separarse. Tú estás haciendo todo el trabajo y no permites su propia reflexión.

Algunas personas hacen de sus reclamos una rutina, un hábito y hasta una forma de vivir, no se dan cuenta de que nada de lo que dicen ayudará a resolver su problema, sino todo lo contrario.

Si realmente deseas mejorar tu relación, lo importante es reconocer que esto es un reto, un reto de cambio. Y como todos los retos, éste te ayudará a poner en claro lo que quieres lograr.

Recuerda que un reto no puede ser un deseo vago sino una acción precisa, pues entre más claro tengas lo que deseas, más fácil será para ti llevar a cabo las acciones para lograrlo.

Te sugiero que al momento de plantear tu reto pienses más en lo que quieres que en lo que no deseas. Describir lo que no quieres será una queja o reclamo, a diferencia de describir lo que quieres, pues esto se volverá un deseo y por lo tanto, una aspiración.

Aún más importante es describir lo que quieres lograr, en lugar de lo que tu esposo o esposa está haciendo mal. Cuando enfoques tu atención en tu deseo, tu comportamiento y actitud serán el nuevo lenguaje de comunicación con tu pareja, de esta forma cautivarás su atención y muy posiblemente la motivarás para que empiece a hacer lo mismo.

#PiensaPositivo

Leer más...

Aprende a aceptar las diferencias que tienes con los otros

Conociste al hombre de tus sueños y con él te casaste, pero resulta que olvidaste que cuando uno se casa no solo es con la pareja, sino también con la familia. En algunos casos puede ser muy interesante si eres hija única y con poca familia, pero, ¿Qué hacer cuando la suegra es un dolor de cabeza?

Tal vez antes de tener hijos tuviste oportunidad de sobrellevar la relación, pues de alguna manera tenías el chance de escabullirte y no caer en la provocación. Pero ahora que eres mamá, la situación empieza a desesperarte: "No destapes al niño cuando le des de comer", "Ponle el trajecito de lana que le tejí", aunque estemos a 30 grados de temperatura. "Debes darle pecho hasta los tres años para que crezca sano".

Y lo peor de todo es que tu esposo te da la razón cuando te quejas, pero no se atreve a pedirle a su mamá que no intervenga y, además, ¡te pide que confíes en su experiencia  y mantengas la fiesta en paz!

¿Qué puedes hacer para sobrevivir a lo imposible? Te voy a sugerir tres cosas para lograrlo:

Primero: Piensa que tu suegra no tiene nada contra ti, ya que cualquier otra mujer casada con su hijo pasaría por lo mismo. Así que sigue una regla de oro: no lo tomes personal.

Segundo: Piensa que tomar una actitud defensiva ante lo que ella te propone o comenta te hace ver como una persona insegura. Date la oportunidad de escucharla y concédelo  el beneficio de la duda, esto propiciará un ambiente más cordial y por lo tanto, ella no sentirá la necesidad de hacerse notar. Si le das la mano y se toma el pie, de manera amable, pero firme hazle sentir que molesta.

Tercero: No vuelvas un hábito criticar a tu suegra en presencia de tu esposo, no olvides que todos podemos criticar a nuestros propios padres, pero nunca estamos de acuerdo cuando alguien más lo hace, además de que nos enoja, nos lastima.

 

 #PiensaPositivo

Leer más...

Establece con él un puente de confianza

Es en la adolescencia cuando surge el interés de establecer relaciones más cercanas o íntimas a través de las cuales se adquiere una nueva identidad.

Muchas veces la atención emocional y el tiempo que se invierte en una relación a esta edad son inmensos y más cuando se carece de afecto y atención en la estructura familiar.

Es a través del amor y del apoyo de los padres que el adolescente construye en gran medida su seguridad personal, esto la hace capaz decir sí a lo que quiere decir no a lo que no quiere, sin remordimiento o miedo al rechazo.

Si estás de acuerdo en esto comparte con tu hijo la idea de que esta relación puede volverse íntima cuando los involucrados se preocupan por sí mismo, tanto como el uno por el otro.

Conversa con él acerca de los riesgos y peligros a los que en esta edad estará expuesto.

Si antes no tuviste la oportunidad de establecer una buena comunicación o lazo de unión a su hijo, piensa que nunca es tarde para hacerlo.

#PiensaPositivo

Leer más...

Habla con ellos

Hablar de sexo con tus hijos no quiere decir que estés promoviendo su actividad sexual, según muestran estadísticas hablar de manera honesta sobre el tema puede prevenir embarazos no deseados y enfermedades venéreas.

Si tienes la oportunidad de hablar con tu hijo respecto a su sexualidad desde ahora, le ayudarás a estar más preparado para el momento que tenga que tomar algunas decisiones al respecto.

Si no te sientes muy seguro respecto al tema acude a una biblioteca, librería o solicita a tu médico orientación sobre los aspectos más importantes como cambios hormonales, control natal y prevención de enfermedades de alto riesgo.

Desafortunadamente la apertura sexual en nuestros tiempos suele no ir exactamente de la mano con la orientación al respecto y como resultado tenemos altos índices de embarazos no deseados y de enfermedades de transmisión sexual.

Habla con tu hijo al respecto y conoce lo que él sabe y lo que le falta por saber.

#PiensaPositivo

Leer más...

Tus hijos y su sexualidad

¿Eres mamá de un chico adolescente y te preocupa el no saber si tu hijo está lo suficientemente informado respecto a su sexualidad?

Según expertos un elemento indispensablemente para una vida sexual sana es el poseer un buen nivel de autoestima. La autoestima te da la sensación de control sobre lo que está sucediendo en tu vida y el amor y respeto por parte de tu familia es el ingrediente principal de ésta.

Te propongo hacer énfasis en los siguientes aspectos:

-Si vas a establecer reglas en las salidas a fiestas o con el novio, trata de involucrarlo lo más posible, de esta forma proveerás su autodisciplina.

-No pierdas oportunidad para hacerle saber lo importante que él es para ti y el lugar que ocupa en la familia. Esto lo hará sentir especial en su casa y no tendrá la necesidad de pretender serlo en otra parte.

-Dale la oportunidad de que desarrolle algunas responsabilidades especialmente relacionadas con la familia, casa o escuela, esto la hará sentir que está haciendo una importante contribución.

-Muéstrate interesado en sus problemas emocionales, dales la importancia que él espera y de esta manera estarás abriendo camino para que escuche tus consejos.

 

#PiensaPositivo

Leer más...

Tú decides la relación que llevarás con tu hijo

No podemos ni debemos evitar que nuestros hijos adolescentes empiecen a enfrentar un sinfín de emociones, experiencias y sentimientos ya sea de gusto o tristeza, de libertad u opresión o de certeza e incertidumbre, los cuales, sin duda, moldearán su carácter.

Recuerda que tú decides la relación que llevarás con tu hijo, para ello te sugiero lo siguiente:

-Empieza por confirmar el amor que sientes por él y no por lo que tú quieres que sea o haga.

-Acepta los cambios de estado de ánimo por los que pasa tu hijo o la falta de interés en algunas cosas que tú consideras debiera hasta emocionarse, no gastes energía al enojarse por ello, ellos pasarán.

-Ayuda a tu hijo a reconocer que todos podemos aprender de los errores, que es parte del aprendizaje.

-Ocupa más de tu tiempo señalando lo bueno que hay en él en lugar de lo malo.

-Demuestra tu orgullo por él, comparte sus logros con la familia, con los amigos y exhibe en algún lugar de la casa sus premios, fotos o diplomas que lo acrediten.

-Acepta o pide su ayuda en algo que sea bueno y de lo cual tú puedas aprenderle.

Lo jóvenes que se sientes seguros de sí mismo son aquellos que mejor manejan las presiones a las que se ven expuestos.

#PiensaPositivo

Leer más...

¿Cuántas expectativas te has hecho respecto a tus hijos adolescentes?

¿Recuerdas cuando te hablé de las falsas expectativas y de cómo éstas se vuelven en muchos casos la causa de nuestros problemas cotidianos?

Hoy quiero preguntarte ¿cuántas expectativas te has hecho respecto a tu hijo adolescente?

Debes saber que las expectativas alejan la paz de tu mente, te hacen obsesivo y limitan tu visión sobre el mundo y lo que te rodea.

Qué tal si intentas pasar de la expectativa al objetivo. Yo sólo quiero compartir contigo cinco puntos que considero de mucha ayuda para una buena relación entre  padres e  hijos adolescentes:

1.- Reconoce el punto de vista de tu hijo, no siempre tienes que estar de acuerdo con él, pero cuando sí lo estés, acéptalo y dale su justo valor.

2.- Ayuda a tu hijo a aprender a tomar decisiones y resolver problemas de manera independiente.

3.- Motívalo a demostrar su madurez de una forma sana, participando en algunas actividades extraescolares sean deportivas, culturales o tomar un trabajo de medio tiempo.

4.- Permítele que experimente el éxito identificando y reforzando aquello que realice especialmente bien, si festejas sus fortalezas será más fácil hablar de sus habilidades.

5.- Si algo que has hecho o dicho no está funcionando, atrévete a cambiarlo, esto será una buena forma de mostrar a tu hijo que nunca es tarde para cambiar.

#PiensaPositivo

Leer más...

El ejemplo lo dice todo…

Si eres fumador o fumadora seguramente te habrás cuestionado si tienes derecho o no de pedirle a tu hijo adolescente que no fume.

Quiero sugerirte que no tomes esto como una razón para evitar ayudar a tu hijo en este importante estado de riesgo.

Investigaciones muestran que si bien es cierto que los hijos de padres fumadores tienen más posibilidades de fumar, también se ha encontrado que cuando los padres de estos jóvenes hablan de ellos al respecto y les informan de las consecuencias de este nocivo hábito la respuesta es positiva.

Exponle las razones por las que él no debe fumar. Principalmente su edad y el riesgo de volverse adicto y de adquirir graves enfermedades relacionadas con el tabaquismo.

A partir de ahora, te sugiero tomar algunas medidas que pueden ayudar a disipar su interés en el cigarro: Evita tanto como sea posible fumar en su presencia e intenta involucrarte con él en alguna actividad deportiva.

 

#PiensaPositivo

 

Leer más...

Él contará contigo por el resto de tus días

La estabilidad emocional dentro de la familia a través de manifestaciones de amor y cuidado, así como una buena comunicación entre los integrantes puede ser la mejor arma contra las adicciones.

Si desde la niñez estableces una relación de comunicación y confianza con tus hijos, ésta se fortalecerá con los años y en su adolescencia será la base que los ayude a enfrentar el inevitable riesgo de adquirir algún hábito nocivo para su salud, como podría ser fumar.

Recuerda que los jóvenes suelen sentir que todo el mundo está en su contra o bien que son el centro de atención en la vida de quienes le rodean, se deprimen con facilidad y sienten ansiedad o tristeza.

Ayúdalo a aceptar lo que siente y a no tener miedo o pena por ello, tú sabes que en muchos casos los amigos a esta edad no son de mucha ayuda y la falta de confianza en los padres crea un sentimiento de soledad y angustia.

Ayúdalo con amor a descubrir sus fortalezas y a reconocer sus debilidades, esto contribuirá a moldear su confianza y seguridad en él mismo.

#PiensaPositivo

Leer más...

¿Tienes hijos adolescentes?

Como bien sabes la adolescencia es determinante en la formación de hábitos y actitudes respecto a la condición y forma de tratar nuestro cuerpo para cuando llegamos a la edad adulta en la que los únicos responsables de nuestra salud somos nosotros mismos.

Como un ejemplo claro tenemos las alarmantes estadísticas sobre los fumadores activos menores de 18 años y el número de personas que en nuestro país fallecen por causas relacionadas con el tabaco.

Según la Secretaría de Salud y la Organización Mundial de la Salud en México se reporta un millón de fumadores activos menores de 18 años, lo cual equivale a dos veces el número de jóvenes inscritos en la secundaria, sólo en el Distrito Federal.

Y el número de muertes relacionadas al tabaco asciende a 53,000 personas al año, el equivalente a 150 decesos diarios. ¿Alarmante verdad?

Si eres mamá o papá de adolescentes y éstos están iniciando sus estudios de secundaria, tienes que aceptar que el riesgo de que tu hijo sea un fumador activo ha aumentado considerablemente.

Tu orientación al respecto contará para el desarrollo de su vida, pero sobre todo con el ejemplo. Tal vez ponga cara de aburrido cuando le estés hablando o pretenda mostrarse molesto porque lo estás tratando como niño, pero de una u otra forma escuchará lo que dices, tú no te desanimes, no hay peor lucha que la que no se hace y tratándose de tus hijos, bien vale la pena.

#PiensaPositivo

Leer más...

El dinero es como las personas, te responde según lo trates

Hace algo de tiempo tuve la oportunidad de leer algunas recomendaciones de un experto en finanzas y me encontré con esta reflexión: “El dinero es como las personas” y yo estoy de acuerdo con el especialista y espero que tú también lo estés después de leer lo siguiente:

¿Cuándo hablas de tu dinero siempre dices que no te alcanza para nada y que no te rinde? ¿Lo cuidas o lo dejas en todas partes, incluso lo pierdes con facilidad?

¿Pones atención a las fechas de pago, revisas los cargos extras, las condiciones de uso de tus tarjetas y líneas de crédito o simplemente pagas lo que dice el estado de cuenta?

¿Eres respetuoso con lo que ganas? ¿Lo recibes con gusto o todo lo contrario, te enojas por la cantidad que recibes?

¿Trabajas durísimo cinco, seis o hasta siete días a la semana y te gastas todo lo que ganas en un fin de semana?

Si contestas de manera honesta a estas sencillas preguntas, tú distinguirás si tu dinero está reaccionado de acuerdo con la forma en qué lo tratas.

No desprecies tu dinero, valóralo, aunque no siempre te dé lo que deseas; en lugar de gastarlo todo, o más de lo que tienes, cuídalo y hazlo crecer.

 

#PiensaPositivo

Leer más...