Carrito de compra

Noticias que te interesan y te hacen bien

Comer pastel o helado no te pone de buen humor: Estudio

La ciencia echó abajo el mito: el del buen humor que produce comerse un helado o una rebanada de pastel de chocolate.

La glucosa es la base de nuestro metabolismo. Se trata de un azúcar simple o monosacárido, la clase más sencilla de carbohidratos o hidratos de carbono que existe.

 

Todos los alimentos que ingiere un ser humano se transforman en glucosa a través de un proceso denominado catabolismo, por el cual se libera la principal fuente de energía utilizada por las células, el trifosfato de adenosina (ATP).

Gracias a este proceso también obtenemos la mayor parte de nuestras calorías.

La glucosa se encuentra presente de forma natural en frutas, cereales o productos lácteos.

Sin embargo, no debe confundirse en ningún caso con el azúcar artificial o sacarosa. Se trata de un subtipo de disacáridos -la suma de dos monosacáridos- que se obtiene de la caña de azúcar o de la remolacha. Y aparte de la sacarosa, existen más disacáridos que engrosan esta clasificación: lactosa, maltosa, celobiosa.

La bioquímica del azúcar puede llevar a confusión: tanto su forma natural como la artificial se denominan de la misma forma.

Esto provoca, como se denuncia en este nuevo estudio publicado en Neuroscience & Biobehavioral Reviews, que muchos consumidores crean que consumir azúcares artificiales permite al organismo funcionar mejor.

En definitiva, conseguir el mal denominado subidón de azúcar, se trata de una expresión redundante ya que lo más probable es que el alimento ingerido ya contenga de por sí azúcares naturales. De hecho, según los psicólogos del estudio de Neuroscience, los efectos de la ingesta pueden resultar contraproducentes.

El azúcar que produce un “bajón”

En las principales conclusiones de su investigación, estos investigadores destierran esta mentira tan extendida acerca de la energía rápida que proporciona el azúcar artificial.

Los resultados indican que, transcurrida una hora de ingesta, los sujetos empiezan a experimentar síntomas de desconcentración.

Y lo más sorprendente: tras media hora de digestión los participantes del estudio afirmaron sentirse fatigados, exactamente el efecto opuesto que muchos consumidores buscan al añadir dosis extra de azúcar a su dieta.

Los investigadores proceden de tres departamentos de psicología de diversas universidades europeas, se trata del doctor Konstantinos Mantantzis en la Universidad Humboldt de Berlín; la doctora Sandra Sünram-Lea, de la Universidad de Lancaster, y la doctora Friederike Schlaghecken y la profesora Elizabeth Maylor, ambas del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick.

Los autores pretendían comprobar si efectivamente existía una correlación fuerte entre el consumo de azúcar y un estado de ánimo positivo, o si, por el contrario, se trataba simplemente de una reacción anímica falsa provocada por los estereotipos nutricionales.

Para comprobar su hipótesis, estos psicólogos recabaron una muestra de más de mil 200 personas provenientes de 30 estudios ya realizados.

La participación de los sujetos en estas pruebas se dividió en dos partes. En la primera se les ofreció una muestra que contenía azúcar artificial. En la otra el contenido eran simplemente un placebo: alimentos sin ningún tipo de efecto significativo para el organismo. El estudio narra que tras la ingesta de estos placebos los sujetos sí creyeron percibir un subidón de energía en su organismo.

Estudios anteriores

En 1995 se elaboró una investigación similar para comprobar si existía una correlación entre la ingesta de azúcar artificial y la hiperactividad de los niños.

(Getty Images)

Como el artículo de este año, se trata de un metanálisis donde los autores buscaron estudios anteriores cuya metodología y sujetos concordasen con las características adecuadas para el nuevo trabajo.

Los resultados no fueron concluyentes: los expertos no pudieron demostrar que existiese un vínculo entre los carbohidratos simples y el estado anímico de los niños, muchos de ellos diagnosticados con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Otro grupo de psicólogos trató de demostrar que nuestra relación con el azúcar es meramente anímica.

Para su estudio, publicó el diario El Español, reunieron a 35 niños cuyas madres insistían que el azúcar afectaba a su comportamiento. A algunas de las madres se les dijo que sus niños habían ingerido placebos; a otras se les dijo que se les había proporcionado azúcar.

La realidad fue que todos los niños consumieron placebo. En la segunda fase del estudio se grabó a madres e hijos: todas ellas creyeron detectar que sus hijos estaban más alterados tras la prueba.

El estudio, realizado por el Journal for Abnormal Child Psychology, explicaba que las progenitoras aumentaban el control y la interacción sobre los niños, lo cual los ponía más nerviosos. Así mismo, dedujeron los investigadores, los niños asociaban los productos con azúcares añadidos (tartas, golosinas) con ocasiones especiales, lo cual aumentaba su nerviosismo.

Pese a lo común que es la presencia de azúcares naturales en nuestra dieta, muchos productos añaden cantidades ingentes de azúcar artificial. Es el caso de los yogures azucarados y especialmente los afrutados. Al ser un producto que contiene lactosa, ya contienen la cantidad de azúcares que necesita nuestro organismo.

La obsesión por los azúcares añadidos afecta a varias nacionalidades del hemisferio norte.

Pero ahora ya lo sabes, el azúcar no mejora ningún aspecto del estado de ánimo e incluso puede empeorarlo.

#PiensaPositivo

Fuente: Noticieros Televisa

La ciencia echó abajo el mito: el del buen humor que produce comerse un helado o una rebanada de pastel de chocolate.

La glucosa es la base de nuestro metabolismo. Se trata de un azúcar simple o monosacárido, la clase más sencilla de carbohidratos o hidratos de carbono que existe.

 

Todos los alimentos que ingiere un ser humano se transforman en glucosa a través de un proceso denominado catabolismo, por el cual se libera la principal fuente de energía utilizada por las células, el trifosfato de adenosina (ATP).

Gracias a este proceso también obtenemos la mayor parte de nuestras calorías.

La glucosa se encuentra presente de forma natural en frutas, cereales o productos lácteos.

Sin embargo, no debe confundirse en ningún caso con el azúcar artificial o sacarosa. Se trata de un subtipo de disacáridos -la suma de dos monosacáridos- que se obtiene de la caña de azúcar o de la remolacha. Y aparte de la sacarosa, existen más disacáridos que engrosan esta clasificación: lactosa, maltosa, celobiosa.

La bioquímica del azúcar puede llevar a confusión: tanto su forma natural como la artificial se denominan de la misma forma.

Esto provoca, como se denuncia en este nuevo estudio publicado en Neuroscience & Biobehavioral Reviews, que muchos consumidores crean que consumir azúcares artificiales permite al organismo funcionar mejor.

En definitiva, conseguir el mal denominado subidón de azúcar, se trata de una expresión redundante ya que lo más probable es que el alimento ingerido ya contenga de por sí azúcares naturales. De hecho, según los psicólogos del estudio de Neuroscience, los efectos de la ingesta pueden resultar contraproducentes.

El azúcar que produce un “bajón”

En las principales conclusiones de su investigación, estos investigadores destierran esta mentira tan extendida acerca de la energía rápida que proporciona el azúcar artificial.

Los resultados indican que, transcurrida una hora de ingesta, los sujetos empiezan a experimentar síntomas de desconcentración.

Y lo más sorprendente: tras media hora de digestión los participantes del estudio afirmaron sentirse fatigados, exactamente el efecto opuesto que muchos consumidores buscan al añadir dosis extra de azúcar a su dieta.

Los investigadores proceden de tres departamentos de psicología de diversas universidades europeas, se trata del doctor Konstantinos Mantantzis en la Universidad Humboldt de Berlín; la doctora Sandra Sünram-Lea, de la Universidad de Lancaster, y la doctora Friederike Schlaghecken y la profesora Elizabeth Maylor, ambas del Departamento de Psicología de la Universidad de Warwick.

Los autores pretendían comprobar si efectivamente existía una correlación fuerte entre el consumo de azúcar y un estado de ánimo positivo, o si, por el contrario, se trataba simplemente de una reacción anímica falsa provocada por los estereotipos nutricionales.

Para comprobar su hipótesis, estos psicólogos recabaron una muestra de más de mil 200 personas provenientes de 30 estudios ya realizados.

La participación de los sujetos en estas pruebas se dividió en dos partes. En la primera se les ofreció una muestra que contenía azúcar artificial. En la otra el contenido eran simplemente un placebo: alimentos sin ningún tipo de efecto significativo para el organismo. El estudio narra que tras la ingesta de estos placebos los sujetos sí creyeron percibir un subidón de energía en su organismo.

Estudios anteriores

En 1995 se elaboró una investigación similar para comprobar si existía una correlación entre la ingesta de azúcar artificial y la hiperactividad de los niños.

(Getty Images)

Como el artículo de este año, se trata de un metanálisis donde los autores buscaron estudios anteriores cuya metodología y sujetos concordasen con las características adecuadas para el nuevo trabajo.

Los resultados no fueron concluyentes: los expertos no pudieron demostrar que existiese un vínculo entre los carbohidratos simples y el estado anímico de los niños, muchos de ellos diagnosticados con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH).

Otro grupo de psicólogos trató de demostrar que nuestra relación con el azúcar es meramente anímica.

Para su estudio, publicó el diario El Español, reunieron a 35 niños cuyas madres insistían que el azúcar afectaba a su comportamiento. A algunas de las madres se les dijo que sus niños habían ingerido placebos; a otras se les dijo que se les había proporcionado azúcar.

La realidad fue que todos los niños consumieron placebo. En la segunda fase del estudio se grabó a madres e hijos: todas ellas creyeron detectar que sus hijos estaban más alterados tras la prueba.

El estudio, realizado por el Journal for Abnormal Child Psychology, explicaba que las progenitoras aumentaban el control y la interacción sobre los niños, lo cual los ponía más nerviosos. Así mismo, dedujeron los investigadores, los niños asociaban los productos con azúcares añadidos (tartas, golosinas) con ocasiones especiales, lo cual aumentaba su nerviosismo.

Pese a lo común que es la presencia de azúcares naturales en nuestra dieta, muchos productos añaden cantidades ingentes de azúcar artificial. Es el caso de los yogures azucarados y especialmente los afrutados. Al ser un producto que contiene lactosa, ya contienen la cantidad de azúcares que necesita nuestro organismo.

La obsesión por los azúcares añadidos afecta a varias nacionalidades del hemisferio norte.

Pero ahora ya lo sabes, el azúcar no mejora ningún aspecto del estado de ánimo e incluso puede empeorarlo.

#PiensaPositivo

Fuente: Noticieros Televisa

Leer más...

El frío, ¿se puede contagiar?

¿Sabías que tan sólo con mirar a una persona que está tiritando de frío se puede llegar a producir un descenso de la temperatura del cuerpo? 

Según un estudio científico a esto se le conoce como “contagio de temperatura”.

Se realizó un estudio donde participaron 36 voluntarios. Se les sentó en una sala donde la temperatura estaba controlada en todo momento. Antes de empezar con el experimento se anotó la temperatura de cada una de las personas.

A continuación se les puso 8 vídeos donde aparecían actores famosos que tenían que meter la mano en recipientes de agua fría y caliente.

Por supuesto, las personas estuvieron monitorizadas en todo momento para saber si, cuando estaban viendo los vídeos, había alguna diferencia en su cuerpo.

Si el actor metía la mano en agua caliente no había ningún cambio de temperatura apreciable. Sin embargo, si la introducía en agua fría la cosa cambiaba ya que se experimentaba un descenso de 0.2º C (en la mano izquierda) y cerca de 0.05 ºC en la derecha.

Así que ya lo sabes, el simple hecho de ver a una persona tiritando de frío puede afectar a nuestro cuerpo.

 

#PiensaPositivo

Fuente:Agencias

Leer más...

¿Por qué no podemos ignorar el llanto de un bebé?

Científicos de la Universidad de Oxford encontraron que una zona primitiva de nuestro cerebro nos provoca responder inmediatamente al sonido, aunque no seamos los padres del bebé.

Katie Young y Christine Parsons examinaron las respuestas de 28 voluntarios (que no han tenido hijos ni experiencia alguna cuidando bebés) que escucharon diferentes sonidos: el llanto de bebés, de adultos o de animales en angustia, como el aullido de perros o el maullido de gatos.

Se encontró que la reacción del cerebro ante el primer caso es de sólo 100 milisegundos, y a los otros sonidos no es tan intenso. Lo cual sugiere que nuestro cerebro reconoce el sonido de los bebés como algo importantes, antes incluso de que haya procesado por completo de qué se trata. Además “es una respuesta presente en todos, sin importar nuestro estatus parental”.

Young explica “La reacción fue en dos partes del cerebro, una es en un área implicada en el proceso afectivo y el habla; la otra es conocida por procesar las emociones y las recompensas”, lo que significa que se activan zonas primitivas de nuestro cerebro, que nos mantienen vivos en situaciones de peligro o que controlan nuestro comportamiento de combate.

Por último Parsons probó a los voluntarios con un juego de destreza y encontró que el rendimiento, la habilidad y la puntería mejoraban notablemente después de escuchar estos sonidos. Ya se había descubierto anteriormente que nuestro rango de atención se enfoca cuando reaccionamos ante estímulos de cariño o ternura. “Es como si mejorara nuestro desempeño inmediatamente después, lo que facilitaría nuestro comportamiento de cuidado”.

#PiensaPositivo

 

Fuente: Agencias

 

 

 

Leer más...

¿Existe el «cerebro de mamá»?

Según un estudio publicado en la revista científica Nature, también hay un componente biológico importante que cambia los cerebros de las madres. «El embarazo altera el tamaño y la estructura de las áreas del cerebro encargadas de percibir los sentimientos y las perspectivas de los demás», explica el New York Times. La materia gris de las madres se reduce y las áreas del cerebro relacionadas a la cognición social cambia y puede permanecer así hasta dos años después del nacimiento, pero esto no es algo necesariamente malo.

Para realizar el estudio los investigadores de la Universidad Autónoma de Barcelona siguieron a 25 mujeres durante cinco años. Escanearon sus cerebros antes y pocos meses de haber dado a luz y, para comparar, también lo hicieron con 20 mujeres que nunca habían tenido hijos.

Lo que descubrieron fue que las madres habían perdido la materia gris en las áreas del cerebro relacionadas con cognición social, pero eso no significa que sean tontas ni menos sociales, es que el cerebro intenta hacerse más eficiente. «La pérdida del volumen no se traduce necesariamente en pérdida de las funciones», explicó Elseline Hoekzema, co-autora del estudio, «a veces menos es más, [la pérdida de materia gris] puede representar un reajuste de las sinapsis en redes neuronales más eficientes».

¿Qué significa esto? El embarazo, según la investigadora, hace que el cerebro de una mujer se especialice en «las habilidades de reconocer las necesidades de sus hijos, las amenazas sociales o fortalecer el vínculo de madre e hijo».

Sin embargo, la pérdida no cambia las capacidades de las madres. Los científicos realizaron pruebas para conocer las habilidades cognitivas de las madres antes y después del embarazo y descubrieron que «no hubo pérdida de memoria o de capacidades verbales y eso es evidencia en contra del mito común del "cerebro de mamá"», explicó al New York Times la profesora de neurociencia cognitiva del Instituto de Tecnología de Massachusetts, Rebecca Saxe.

En conclusión, el cerebro de las mamás sí pasa por algunos cambios, pero el estudio fue muy corto y acotado para saber con seguridad de qué manera las afecta en la realidad. Por ahora el «cerebro de mamá» sigue siendo una verdad a medias, pero en el futuro quizás deje de serlo.

#PiensaPositivo

Fuente: New York Times.

Leer más...

Prevén temperaturas superiores a los 40 grados en México

El Servicio Meteorológico Nacional (SMN) informó que este miércoles persistirán las temperaturas de calurosas a extremadamente calurosas en gran parte de la República mexicana.

Detalló que se prevén valores superiores a 40 grados Celsius en zonas de Sinaloa, Nayarit, Jalisco, Colima, Michoacán, Morelos, San Luis Potosí, Veracruz, Guerrero, Oaxaca, Tabasco, Chiapas, Campeche y Yucatán.

Y de 35 a 40 grados Celsius en áreas de Sonora, Chihuahua, Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Guanajuato, Querétaro, Hidalgo y Quintana Roo.

Por otra parte, un canal de baja presión se extenderá sobre el sureste del país, aunado a la entrada de humedad proveniente de ambos océanos, ocasionando tormentas puntuales fuertes acompañadas de actividad eléctrica y posibles granizadas en Oaxaca y Chiapas.

Asimismo, una línea seca se mantendrá sobre el noreste del país, aunado a la cercanía del frente frío número 55, ocasionarán vientos fuertes con rachas de hasta 50 kilómetros por hora (km/h) sobre dicha región, así como intervalos de chubascos en Coahuila, Nuevo León y Tamaulipas.

En cuanto a lluvias, se prevén tormentas puntuales fuertes con actividad eléctrica en Oaxaca y Chiapas, chubascos en Coahuila, Nuevo León, Tamaulipas, Puebla y Veracruz, así como lluvias aisladas en Hidalgo, Yucatán y Quintana Roo.

En el pronóstico por regiones, el SMN indicó que se espera para la Península de Baja California cielo parcialmente nublado la mayor parte del día y bancos de niebla matutinas sobre la costa occidental.

El Pacífico Norte espera cielo despejado la mayor parte del día.

En el Pacífico Centro el cielo estará despejado. Ser prevé ambiente muy caluroso y viento del noroeste de 10 a 25 km/h con rachas superiores a 50 km/h en costas de Nayarit y Jalisco.

El Golfo de México registrará cielo parcialmente nublado durante el día, por la tarde se incrementará la nubosidad, esperándose intervalos de chubascos con descargas eléctricas en Tamaulipas y Veracruz.

La Península de Yucatán mantendrá cielo parcialmente nublado durante el día, por la tarde se prevén lluvias aisladas en Yucatán y Quintana Roo.

Para la Mesa del Norte se estima cielo parcialmente nublado en gran parte del día, siendo por la tarde cuando se incremente la nubosidad, esperándose intervalos de chubascos en Coahuila y Nuevo León.

En la Mesa Central predominará cielo parcialmente nublado la mayor parte del día, por la tarde se prevén intervalos de chubascos en Puebla y lluvias aisladas en Hidalgo.

#PiensaPositivo

FuenteServicio Meteorológico Nacional

 

Leer más...

Caminar 8 minutos por día podría cambiarte la vida, según estudio

Un estudio reciente demostró que tomarse un tiempo mínimo para hacer actividad física cada día puede hacer una gran diferencia cuando se trata de envejecer con gracia.

Un grupo de investigadores de la Universidad del Noroeste estudió un grupo de 1564 personas mayores de 49 durante cuatro años. En el estudio, se enfocaron en la cantidad mínima de actividad física requerida para obtener resultados.

Este estudio buscó identificar, basándose en la evidencia, el requerimiento mínimo para mantener un estado libre de discapacidad por cuatro años en adultos con síntomas en las articulaciones de las extremidades inferiores.

Los resultados indicaron que este requerimiento mínimo era de 56 minutos de actividad física moderada a vigorosa por semana. Esta se puede realizar en dosis de exactamente 8 minutos por día, 7 días a la semana.

Sin embargo, para obtener más beneficios importantes para la salud, es necesario hacer mucho más ejercicio físico. Las pautas de ejercicio físico, dictadas por el Departamento de Salud y Servicios Sociales de los Estados Unidos, indican que lo ideal es hacer de 75 a 150 minutos de ejercicio vigoroso o de 150 a 300 minutos de ejercicio moderado a la semana.

sta recomendación puede ser inalcanzable para muchas personas, especialmente aquellas de edad avanzada. Muchas veces, si una meta de ejercicio es demasiado alta, las personas tiran la toalla y sucumben al sedentarismo, dice Christopher Bergland, atleta de resistencia y promotor de salud, en un artículo para Psychology Today.

Este estudio es importante porque demuestra, con evidencia empírica, que hasta un tiempo mínimo de ejercicio puede tener beneficios que cambien tu vida. «Una hora a la semana es el primer paso para las personas que son inactivas. Después pueden comenzar a trabajar sobre eso», dijo Dorothy Dunlop, autora principal del estudio.

Nuestra pauta es de menos de 10 minutos por día para mantener la independencia. Es alcanzable. Este umbral mínimo puede motivar a algunos adultos mayores inactivos para comenzar su camino hacia un estilo de vida activo, con el amplio espectro de beneficios para la salud que trae la actividad física.

No importa a qué edad comiences: prevenir enfermedades, discapacidades o problemas de movilidad hacia la edad adulta es posible con solo unos minutos de actividad por día.

#PiensaPositivo

Fuente: Vix

Leer más...

Una siesta al día alarga la vida, según estudio

Un estudio que se presentó en un congreso del Colegio Estadounidense de Cardiología descubrió que las personas que tomaban una siesta en mitad del día tenían más probabilidades de experimentar un descenso considerable en su presión sanguínea.

El sueño en mitad del día parece tener la capacidad de reducir la presión sanguínea tanto como otros cambios en el estilo de vida, de acuerdo al autor del estudio, Manolis Kallistratos, cardiólogo del hospital Asklipieio en Voula, Grecia.

«Por ejemplo, reducir la sal y el alcohol puede llevar los niveles de presión sanguínea de 3 a 5 mm Hg», explicó Kallistratos. En el estudio, tomar una siesta durante el día se asoció con una reducción de 5 mm Hg en la presión arterial, resultado que se encuentra a la par de otras medidas para disminuirla.

 

El estudio se basó en los datos de 212 personas cuya presión arterial promedio era de 129,9 mm Hg. El promedio de edad era de 62 años y un poco más de la mitad de los participantes del estudio eran mujeres. Un cuarto de todos ellos fumaba o tenía diabetes, condiciones que aumentan la presión sanguínea.

Los investigadores analizaron y obtuvieron datos de la presión sanguínea (medida de manera consecutiva con ayuda de un aparato que llevaban en el brazo), duración de la siesta (el tiempo promedio era de 49 minutos), hábitos del estilo de vida (consumo de alcohol, café y sal, o nivel de actividad física) y otros datos relevantes para el estudio.

En sus análisis, los investigadores ajustaron los resultados a aquellos factores que se sabe que ejercen influencia en la presión arterial, como edad, sexo, estilo de vida y medicación. Aún así, el promedio de presión arterial era 5,3 mm Hg menor en las personas que tomaban una siesta en el día que en aquellas que no lo hacían.

Es más, incluso se reportó una relación directa entre el tiempo de la siesta y la disminución en la presión sanguínea. Por cada hora de siesta, la presión disminuía 3 mm Hg.

A propósito de estos resultados, Kallistratos dijo:

Obviamente, no queremos estimular a las personas a que duerman sin parar durante el día, pero, por otro lado, no deberían sentirse culpables si pueden tomar una siesta corta, dados los potenciales beneficios. Incluso aunque los dos grupos estaban recibiendo el mismo número de medicamentos y su presión sanguínea estaba bien controlada, hubo un descenso significativo en la presión arterial entre aquellos que dormían en mitad del día.

Como el estudio se realizó en Grecia, se puede especular que la dieta mediterránea juega un papel importante en la presión sanguínea de los participantes. De acuerdo a Kallistratos, más estudios son necesarios para confirmar esta información que, a pesar de sus limitaciones, es prometedora.

Este descubrimiento es importante porque un descenso en la presión sanguínea tan pequeño como 2 mm Hg puede reducir el riesgo de eventos cardiovasculares, como, por ejemplo, ataques al corazón, en un 10 %.

 

#PiensaPositivo

Fuente: Vix

Leer más...

Las mujeres con voz grave son más exitosas

Un estudio  realizado por varias universidades estadounidenses y que se publicó en la revista PLOS ONE analizó que según el tono de voz, las personas tienden a votar por candidatos o candidatas con voces más graves.

Hasta el momento, las investigaciones sobre el tono de voz se habían centrado en la atracción, fuerza y dominio social que suscitan. Así, los hombres con una voz baja, es decir, más grave, suelen considerarse más atractivos, físicamente más fuertes y socialmente dominantes, del mismo modo que las mujeres con voz grave suelen ser consideradas líderes sociales.

Ahora, este grupo de investigadores estadounidenses examinó la influencia que tiene el tono de voz en la selección de los líderes en la sociedad. Sus resultados demuestran que, en general, para las posiciones ocupadas normalmente por mujeres, las personas prefieren tener como líderes a hombres o a mujeres que tengan voces graves.

Voz vs liderazgo

Para su estudio, los autores crearon “un contexto hipotético de convocatoria de selección de personal para dos puestos líderes ocupados normalmente por mujeres”. La primera convocatoria era el cargo de dirigente del cuerpo municipal que controla las escuelas en Estados Unidos y la segunda, la presidencia de la organización de padres y profesores, según detalla el artículo.

En el experimento se grabó a 10 mujeres y 10 hombres mientras se decía la frase “te animo a que votes por mí en noviembre” en una habitación sin eco. A continuación, midieron el tono de cada una de las declaraciones y se retocaron para obtener dos distintas: una de entonación más alta (aguda) y la otra inferior a la original (grave).

Las grabaciones fueron escuchadas por 35 hombres y 36 mujeres, que oyeron diez pares de voces femeninas y diez pares de masculinas –cada par consistente en el tono bajo y el alto– con auriculares conectados a una computadora. Todos los pares fueron agrupados por el sexo del hablante, de modo que los oyentes escucharon primero las voces femeninas y después las masculinas. Tras escuchar cada par, respondieron a la pregunta de a quién votarían si esas personas compitieran para liderar esos supuestos cargos.

Resultados del estudio

Las respuestas de los oyentes fueron valoradas con un 0 cuando seleccionaban las voces con un tono menor, y un 1 si elegían las voces más altas. Los científicos analizaron estadísticamente las preferencias de los participantes y observaron que los hombres “elegían a los candidatos masculinos y femeninos con tonos de voz bajos”. También las mujeres se inclinaban por las candidatas con voces de tono más bajo pero, a diferencia de sus compañeros, no discriminaban al escuchar las de los hombres.

Esa falta de distinción que hacen las mujeres entre los tonos de voces masculinas podría explicarse con la hipótesis de que  “mientras los hombres prefieren, de forma constante, que haya líderes masculinos, las mujeres suelen preferir a hombres –que tengan cualidades femeninas– para ocupar posiciones de liderazgo típicas de las mujeres”, señalan los investigadores.

Los autores concluyen que, para poder probar esa idea, en el futuro “es importante estudiar si el tono de voz se relaciona realmente con las características individuales propias de la capacidad de liderazgo”.

En tu caso, ¿podrías identificar qué tono de voz han tenido todos tus jefes o líderes que admiras y respetas? Coméntanos por Facebook y Twitter.

 

#PiensaPositivo

Fuente: Excélsior

Leer más...

La comida de tu plato debe ser un arcoíris: Harvard

Los diferentes colores de los vegetales indican los distintos fitonutrientes de cada uno; estos son los compuestos que les dan su color, además de su sabor y aroma. El papel de los fitonutrientes es fortalecer el sistema inmune de la planta: la protegen contra peligros de su ambiente natural, como enfermedades o sol excesivo. Cuando los humanos se alimentan de plantas, los fitonutrientes pueden tener funciones similares.

Cada color provee diferentes nutrientes y ningún color es superior a otro, por eso es que se recomienda tanto el balance. Tanto comer la cáscara más llamativa (usualmente más rica en fitonutrientes) como la pulpa más pálida de los vegetales es importante para una alimentación sana.

Rojo

Este color indica una presencia abundante del carotenoide licopeno, un potente destructor de radicales libres que protege ante ciertos tipos de cáncer, además de enfermedades del corazón y de los pulmones. También ayuda a protegerte del sol y mejora la vista, según Healthline. Previene enfermedades relacionadas con el deterioro cerebral de la edad, como el alzhéimer.

Encuéntralo en: fresa, frambuesa, tomate, cereza, manzana, sandía, uva tinta, cebolla morada, entre otras frutas y verduras.

Anaranjado y amarillo

Otorgan un antioxidante que les da el color característico: el beta-caroteno, que ayuda a la comunicación intracelular y puede prevenir ataques cardíacos. Contribuye a la salud de la piel, los pulmones y los ojos, y, además, previene algunos tipos de cáncer.

Encuéntralo en: zanahoria, boniato, morrón amarillo, naranja, ananá, mandarina, mango, calabaza, damasco, durazno, melón, maíz, entre otras.

Verde

Estos alimentos son ricos en químicos anticancerígenos como sulforafano, isocianato e indoles, que inhiben la acción de los componentes que provocan cáncer.

Encuéntralos en: espinaca, aguacate, espárrago, alcachofa, brócoli, brotes de alfalfa, kale, repollo, coles de Bruselas, kiwi e incluso hierbas como la menta, el romero, la salvia, el tomillo y la albahaca. El té verde también tiene estas propiedades.

Azul y morado

Estas frutas y vegetales contienen poderosos antioxidantes, llamados antocianinas, que se cree retrasan el envejecimiento celular y protegen el corazón al prevenir la formación de coágulos de sangre.

Encuéntralos en: arándano, mora, uva Concord, pasas de uva, berenjena, ciruela (y pasas de ciruela), higo, lavanda y repollo morado. (Algunos de estos vegetales, como la ciruela y la berenjena, concentran las antocianinas en la cáscara.)

Blanco y marrón

La familia de las cebollas contiene alicina, un compuesto que previene el desarrollo de tumores. Otros alimentos en este grupo tienen flavonoides como la quercetina y el kaempferol.

Encuéntralos en: cebolla, coliflor, ajo, puerro, rábano daikon, champiñones.

#PiensaPositiva

Fuente: Vix

Leer más...

Menos tele y celulares para bebés, más ejercicio en niños: OMS

La Organización Mundial de la Salud emitió sus primeras directrices sobre el tiempo que los niños menores de 5 años deberían pasar frente a una pantalla al día: No es mucho, y nada en absoluto para los que aún no cumplen un año.

La agencia de salud de Naciones Unidas indicó que los menores de 5 años no deberían pasar más de una hora al día viendo pantallas, y mientras menos tiempo, mejor.

Los lineamientos son un tanto similares a las recomendaciones de la Academia Americana de Pediatría. El grupo recomienda que se evite la exposición a pantallas a los menores de 18 meses, salvo en videollamadas. Señala que los padres de niños menores de 2 años deben elegir “programación de alta calidad” con valor educativo que pueda ser vista junto a uno de los padres para que les ayuden a sus hijos a entender lo que están viendo.

Algunos grupos señalan que los lineamientos de exposición a pantallas de la OMS no consideran los beneficios potenciales de los medios digitales.

La recomendación de la OMS “se concentra de más en la exposición y no toma en consideración el contenido ni el contexto del uso”, comentó Andrew Przybylski, director de investigación en el Oxford Internet Institute de la Universidad de Oxford. “No todo el tiempo en pantalla es creado de la misma forma”.

El Real Colegio de Pediatría y Salud Infantil de Gran Bretaña indicó que los datos disponibles no son suficientes para permitirles a los expertos establecer un parámetro del nivel adecuado de tiempo de exposición a pantallas.

Nuestra investigación ha demostrado que actualmente no hay evidencia que respalde el establecimiento de límites a la exposición a pantallas”, dijo el doctor Max Davie, jefe del Departamento de Mejoramiento de la Salud. “Las restricciones que recomienda la OMS no parecen proporcionales con los daños potenciales”.

La OMS no detalló específicamente el daño potencial causado por exposición excesiva, pero indicó que los lineamientos —que también incluyen recomendaciones de actividad física y horas de sueño— eran necesarios para atender el aumento en los casos de sedentarismo entre la población general. Destacó que la inactividad física es uno de los principales factores de riesgo de muerte y contribuye al incremento en las tasas de obesidad.

La agencia señaló que los bebés menores a 1 año deben estar boca abajo al menos media hora al día y que los niños mayores deben tener al menos tres horas diarias de actividad física.

 

#PiensaPositivo

Fuente: Excélsior

Leer más...

Si tienes letra fea ¿eres más inteligente?

Un estudio dice que las personas que tienen fea letra son más inteligentes porque su cerebro trabaja más rápido que sus manos.

Piensan más rápido de lo que escriben, una característica que se atribuye a personas con un IQ más elevado.

Howard Gardner, creador de la Teoría de las Inteligencias múltiples, apoyó esta conclusión al señalar que una persona con agilidad mental tendrá una escritura mucho más veloz y ágil, con rasgos indefinidos y hará abreviaciones en las palabras.

Así que dejen de sentirse mal por escribir feo… lo más probable es que su mente sea mucho más ágil que el promedio y que simplemente les dé flojera escribir bonito porque tienen mejores cosas en qué pensar.

Además, llega una edad en la que si la letra es fea o bonita es irrelevante. A menos que seas doctor... en cuyo caso de tu caligrafía dependen vidas.

#PiensaPositivo

Fuente: Imagen

Leer más...

¿Cuál es la edad correcta para comprar un perro a tu hijo?

Los perros son considerados los mejores amigos del ser humano; los niños que conviven con perros tienden a desarrollar mayor sentido de responsabilidad, así como la empatía, amor y respeto no sólo a los animales, si no a todas las personas en general.

La Fundación Affinity asegura, que los beneficios en el desarrollo infantil se traducen en aprender sobre responsabilidades, cariño, respeto y comunicación. Además, existen beneficios para la salud, revela Tove Fall, epidemiólogo del departamento de Ciencias Médicas y laboratorio de Ciencias para la Vida, quien señala que los niños con un perro en casa sufren menos problemas respiratorios.

Las mascotas representan un soporte emocional, aportando un referente de ayuda a otros, generosidad y cooperación, por lo que el primer concepto que asocia la mayoría de los pequeños con sus perros es el de “cuidar”, seguido de “jugar” y “alimentar”.

Incluir a una mascota en la dinámica diaria de los niños permite que los valores que aprenda en su relación con un perro, los puede extrapolar después hacia otras personas, mejorando su proceso de socialización”, señala Eduardo Baer, cofundador de DogHero.

Para lograrlo, es necesario reconocer que el proceso de educación y adaptación entre hijos y cachorros necesita del acompañamiento de los padres, requiere delegar responsabilidades conforme a su edad, e inculcar el respeto y la empatía en el niño, al vincularlo a las responsabilidades de sus mascotas.

DogHero recomienda considerar principalmente la edad y la estrategia como dos factores claves al sumar un perro a la familia.

La edad ideal para tener un perro

  • Antes de los 3 años. Los niños se encuentran en una etapa de desarrollo inicial y autoconocimiento. No están preparados para ver a una mascota como una responsabilidad, sino que las consideran más bien como un juguete.
  • A partir de los 4 años. Los niños podrán encargarse de algunas tareas, como alimentarlos y limpiar su casa. Las mascotas que requieren menos atenciones, como un gato, una tortuga o un hámster, son las recomendadas para esta etapa de los pequeños.
  • A los 6 años. “Es el momento perfecto para tener un perro, ya que el niño es capaz de aceptar las responsabilidades, como pasearlos, bañarlos y jugar con ellos”, agrega el Cofundador de DogHero. “A partir de esta edad los pequeños pueden ayudar a darle su comida y agua, cepillar su pelo e involucrarse en otras tareas supervisadas, para evitar que alguno se lastime”, añade.
  • Entre los 7 y 11 años. Están en condiciones de realizar tareas más complejas y que implican mayor regularidad como: cambiar el agua del bebedero, medir la dosis diaria del alimento, lavar su plato, bañarlo y cepillarlo.
  • A partir de los 12 años. Los pequeños pueden hacerse cargo de los cuidados diarios de su mascota, además de responsabilizarse por pasearla y tener las primeras nociones de sus visitas y cuidados con el veterinario.

Enseñar con estrategia

Se recomienda comenzar con un reparto claro de responsabilidades que indique: tarea, responsable y momento a realizar, tomando en cuenta que las actividades asignadas a los niños deben ser alcanzables para ellos y procuren generar un sentido de satisfacción cuando se logren.

Antes de iniciar con cualquier actividad designada es importante mostrar la manera adecuada de realizar cada tarea, incluso dividiéndola paso a paso, de forma que las equivocaciones sean mínimas y exista un aprendizaje activo. Recordar que siempre se debe manejar la supervisión de sus actividades.

Lograr que los pequeños y las mascotas, tengan una relación responsable y sana en la que ambos aprendan y se desarrollen es sencillo, todas las razas pueden adaptarse muy bien a los niños.

Sin embargo, es muy importante el esfuerzo en la educación, pues la decisión de dar un cachorro a los niños, es un acto que implica el compromiso de ayudar al pequeño a desarrollar responsabilidades, y consciencia de los cuidados que su mejor amigo necesita.

#PiensaPositivo

Fuente: Imagen

Leer más...

El día del niño es una celebración que tiene más de cuarenta años

Fue en 1954 cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas (ONU) recomendó que se instituyera en todos los países el Día Universal del Niño, una fecha exclusivamente consagrada a reafirmar los derechos de los niños y a destinar diversas actividades para lograr el bienestar de los niños del mundo.

También se celebra para generar conciencia sobre la problemática situación que atraviesan muchos niños. Así, algunos son discriminados por su religión y otros son condenados al ostracismo por padecer algún tipo de incapacidad. Por si esto fuera poco, muchos niños son forzados a abandonar su educación y son explotados hasta el agotamiento o ni siquiera tienen acceso a una atención médica básica. 

Cada país lo celebra en fecha y forma diferente, pero su significado sigue siendo el mismo en todos. Por ejemplo, en Bolivia se festeja el 12 de abril, en Colombia el  último sábado de abril, en Paraguay el 31 de mayo, en Venezuela el tercer domingo de junio, en Uruguay el 9 de agosto y en Argentina el segundo domingo de agosto; esto es sólo por mencionar algunos lugares.

En México, celebramos a nuestros niños el 30 de abril. La gran mayoría recibe regalos y son festejados sobre todo en las escuelas de los niveles de preescolar y primaria. Estas instituciones, en la medida de sus posibilidades, tratan de difundir entre los niños sus derechos y obligaciones; pero también es deber de los Padres reforzarlos.

 

#PiensaPositivo

Leer más...

Entérate con qué jugaban los niños y niñas en la Edad Media

En un estudio publicado en la Revista Digital de Iconografía Medieval, la historiadora Silvia Alfonso Cabrera, investigadora del departamento de Historia del Arte I (Medieval) de la Universidad Complutense de Madrid (UCM); ha analizado los cuatro juguetes más populares de la Edad Media: el sonajero, el caballito de madera, los pajarillos y las muñecas. Diferentes obras pictóricas y escritos de la época evocan cómo eran y quiénes los utilizaban. Además, se han hallado restos de algunos de ellos en yacimientos arqueológicos, la mayoría, en enterramientos infantiles.

"Aunque el concepto de juego difería un poco del que podemos tener en nuestros días, la función de los juguetes en aquella época era doble y bastante similar a la actual: por un lado, educativa y por otro, ociosa", resume Alfonso Cabrera.

Los niños aprendían y se familiarizaban con las tareas que les tocaría desempeñar en la vida adulta según su estamento y su sexo. Al mismo tiempo, los juguetes eran un entretenimiento que permitían a los progenitores o a quienes les estuvieran cuidando (nodrizas normalmente) realizar sus actividades cotidianas sin interrupciones.

El estudio revela que existe mayor información histórica sobre los objetos masculinos, como el caballito de madera, y escasean datos de los más utilizados por las niñas, como son las muñecas. Los sonajeros y los pajarillos eran usados por ambos sexos por igual.

El caballito de madera es uno de los juguetes más representados en la iconografía medieval y era uno de los juegos más populares entre los menores. "Le da al niño la capacidad de empatizar con las actividades de caballería propias del mundo adulto", señala la investigadora en el trabajo.

El caballito de madera podía ir acompañado de una vara alargada que terminaba en un molinillo y simulaba a una lanza. "El molinillo derivaba de una importante innovación técnica en la Edad Media, como era el molino de viento", destaca Alfonso Cabrera.

En contraposición a este juguete masculino estaban las muñecas. A diferencia de las actuales, que pueden representar a bebés o a niños pequeños para que los cuide su dueña o dueño, las muñecas medievales representaban a mujeres jóvenes y adultas.

"Las niñas cuidaban de sus hermanos más pequeños, por lo que el rol de madre era cubierto, no en el plano del juego, sino con acciones reales", recalca la investigadora.

De la muñeca medieval apenas se han conservado restos. Podían ser fabricadas por artesanos y con ropa a la moda, que iban dirigidas a niñas de clases nobles, o con materiales caseros para las pequeñas más pobres: muñecas de trapo cosido, o con nudos y estropajos envueltos en paños. "Los Reyes Católicos encargaron a un sastre valenciano tela y ricos trajes para las muñecas de su hijas", apunta la historiadora.

El sonajero, con un carácter mágico y profiláctico –para cazar malos espíritus y calmar el dolor de los dientes de leche–, se remonta a la Antigüedad. Su función más lúdica llegó unos siglos más tarde.

"El sonajero de materiales ricos, como oro, plata y perlas, era un artículo de lujo, para nobles y reyes. En los ámbitos más humildes era sustituido por un mendrugo de pan o por el propio seno materno, que servía para calmar a los más pequeños", comenta la historiadora.

En cuanto al pajarillo, podía ser metálico, de barro cocido o incluso real, puesto que las representaciones que se conservan lo muestran atado con una cuerda. "Este tipo de juguetes en forma de pequeños animales eran entregados a modo de premio y su material dependía del estamento social al que perteneciera el niño y su familia", indica Alfonso Cabrera.

 

#PiensaPositivo

Fuente: Neomundo

Leer más...